lunes, 24 de marzo de 2014

MEDIA MARATON BAZA 2014

La luz del sol me despertó dentro del coche,la cabeza aún me daba vueltas y conforme me iba espabilando,recordaba el intenso día que había vivido el dia anterior y que aún no lograba entender cómo había terminado en el coche durmiendo la mona que con toda seguridad había cogido durante la archifamosa fiesta de la primavera.Definitivamente y aún con dolor de cabeza,habìa llegado la hora de conducir hasta mi casa y disponerme a dormir a pierna suelta el resto del domingo.En los casi 100km que separan la capital de mi pueblo,tuve tiempo de aclararme casi por completo,mi cabeza ya empezaba a funcionar a casi pleno rendimiento aunque mi cuerpo no podía decir lo mismo.Por el camino,me crucé con varios cilclistas,madre mía que locos!,seguro que se habían pegado el madrugón para después pegarse una paliza de km,pensé lo más lógico,que esos son unos amargados que prefieren disfrutar la mañana antes que apurar las noches en bares ó botellódromos,lo que os diga unos chalados.Por fín el cartel de la autovía me indicaba que había llegado a Baza,en menos de diez minutos estaría en mi camita. Pero de repente todo cambió,la calle que da acceso a mi casa estaba cortada,una valla roja me impedía llegar hasta mi merecido descanso.De ella colgaba un papel que decía que la calle permanecería cortada hasta las 2 por una prueba deportiva,la media maratón de Baza.Joder!una prueba deportiva,!pero si es domingo por la mañana!¿a quièn se le ocurre correr?.El coche no podía dejarlo fuera de la cochera,no quería correr el riesgo de que me lo rompiesen otra vez,así que me acerquè a un amable guardia urbano para ver por cuanto tiempo tendría que esperar.Apiadándose de mí,me dijo que me dejaría pasar en cuanto pasaran por allí en la primera vuelta.Bueno,parecía un mal menor y aprovechando el fresquito que traía el aire de la sierra junto con el sol de la mañana,me apoyè en la valla que me impedía llegar a mi casa,dispuesto a ver a esos locos que me estaban fastidiando la mañana.Pronto aparecieron los coches que precedían a la cabeza de carrera,los primeros pasaron como auténticas motos,delgados,finos,como esos colegas mios de los afters,pero a diferencia de aquellos,estos tenían un aspecto saludable.Poco a poco,fueron llegando hasta mi sitio el grueso de la carrera,infinidad de colorido de camisetas e infinidad de gente de todo tipo,los había jóvenes,delgados ,gordos,viejos,hombres,mujeres,incluso me pareció ver a algunos amigos que compartieron conmigo copas y fiestas y que hacía tiempo que les había perdido la pista,así que se dedicaban a esto,a correr,bueno tendría que respetarlos. La vista no me daba abasto para poder quedarme con los detalles de los corredores que pasaron delante mio,pero es que había muchos,según me dijo el guardia,habìa 800 que era el récord para esta carrera,hasta en eso había tenido mala suerte,tendría que esperar más rato.Por fín ya se veía llegar a los últimos,venían con un trote cansino,yo diría que sufriendo,pero sin embargo en sus caras se veía una satisfacción difícil de expresar,no tenían ansiedad por ir atrás,ni siquiera por pensar lo que les quedaba todavía,definitivamente era unos tipos raros.Finalmente pasó la ambulancia que cerraba la carrera,el municipal me dijo que ya podía pasar,pero había algo dentro de mi,quizás curiosidad por ver si los que pasaron tan rápido antes seguirían los primeros o ya se habrían parado y si los últimos se habrían rendido a la evidencia de que eran lentos y se habían rendido.Así que le dije al policía que me quedaría a ver la segunda vuelta.Pasaron los minutos y mi ansiedad crecía por momentos porque no veía a los corredores.Unos momentos después de pasar treinta minutos,por fin los vi llegar,lo que antes era un grupo de cinco o seis corredores,se había convertido en una guerra individual,ya no llevaban la frescura en su rostro de la primera vuelta,pero el sacrificio y el dolor que reflejaban en sus caras los hacía parecer auténticos héroes.El paso de los km hizo que lo que antes era una marea de gente en zapatillas,se convirtiera en un desfile casi individual de atletas,así pude fijarme mejor en todos los detalles,vi orgullo reflejado en las caras de muchos de ellos,esfuerzo,valentía,coraje.Ritmos diferentes,estilos variados,físicos que escapaban de los estereotipos de corredores de revistas.Entonces me di cuenta de que algo dentro de mí,estaba creciendo,era envidia. Envidia mezclada con pena,pena por tirar mi salud en fiestas y envidia por ver como los km no eran impedimento para que unos cuantos disfrutasen del domingo por la mañana. Por fín ya me dejaron pasar,llegué a casa y cogí mi ordenador portátil,en otras condiciones me conectaría a las redes sociales para ver si habían colgado fotos de la fiesta de la noche anterior,pero extrañamente lo que hice fue buscar una página donde venden zapatillas de running,además le he dicho a mis amigos que no me esperen para la fiesta de este fin de semana,porque voy a correr un ratito por los caminos de la vega de Baza,quiero tener también esa mirada de orgullo,de valor,de coraje,esa mirada que haga que no me importen los km que quedan para la meta,sino los km que me quedan para estar en la próxima línea de salida de una carrera.Un abrazo y hasta la próxima

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada